55 años del estreno de El Día Más Largo: Inauguración de los docudramas



La guerra más documentada de la Historia, el apocalíptico enfrentamiento entre el bien y el mal, el conflicto bélico más importante de todos los tiempos, la más sanguinaria y destructiva conflagración de la humanidad. Todo eso y más podemos decir de la Segunda Guerra Mundial, lucha que al día de hoy, más de 70 años después de finalizada, nos sigue atrayendo.

El cine ha echado mano, y seguirá haciéndolo, de las historias acaecidas en un conflicto que virtualmente involucró a todo el planeta. El potencial cinematográfico de este acontecimiento es virtualmente infinito; pero entre tanta película escenificada en tan terrible batalla, una destaca de entre todas por su sinigual reparto y una novedosa forma de tratar a enemigos y aliados. Nos referimos a El Día Más Largo (The Longest Day, 1962), producción que refleja el desembarco en Normandía y que el día de hoy cumple 55 años de ser estrenada en EEUU. En su momento fue promocionada como el film más ambicioso desde Lo que el Viento se Llevó (1939).

Basada en el bestseller del mismo nombre escrito por Cornelius Ryan, este film fue una súper producción para la época, con un impresionante casting que incluyó a actores de la talla de John Wayne, Robert Mitchun, Sean Connery o Henry Fonda, por solo nombrar unos cuantos. Era tanta la constelación de estrellas que el poster principal del film solo mostraba el título y fotografías de los interpretes; pero al tener un metraje de escasas dos horas y media, la aparición de tan rutilantes artistas se limitó casi que a cameos.

Este largometraje fue, para la época, la película en blanco y negro más costosa hasta el momento -10 millones de dólares- logrando una recaudación de 50 millones; solo sería superado en presupuesto de realización, por La Lista de Schindler, curiosamente otro film ambientado en la Segunda Guerra. Su realización se llevó a cabo en locaciones reales, teniendo tres directores diferentes para cada escenario, Alemania, Inglaterra y Francia.

La guerra había finalizado 17 años antes del momento en que se estrenó el film. Era poco tiempo para que las heridas de tan desgarrador hecho se hubiesen curado, por lo tanto sorprende el tono tan desprovisto de propaganda que refleja el largometraje, retratando a los alemanes no como bestias sedientas de sangre y ávidas de asesinar, sino como individuos atrapados en una guerra con tantos temores y dudas como el bando contrario.

La producción se esmeró por conseguir la mayor exactitud posible, al extremo de contratar a ex oficiales alemanes y aliados para asesorar a los actores y la coreografía de las batallas. Se permitió que los actores alemanes y franceses hablasen en su lengua, añadiendo subtítulos para darle mayor realismo a su interpretación.

El Día Más Largo ganó en su momento dos premios de la academia por mejor fotografía y efectos especiales, y su tono en clave de docudrama aún impresiona y cautiva.

Más publicaciones de CINE


  • Andres Vargas

    Historiador profesional, educador, obsesionado por el cine y la literatura. No hay nada más hermoso que un film con trasfondo histórico y que esté basado en una obra literaria.

    andres-vargas has 38 posts and counting.See all posts by andres-vargas

    Deja un comentario