Emoji: ahora nuestro teléfono también tiene película.

De Sony Studios Animation llega a salas de cine colombianas Emoji, la película (Emoji, The Movie) un largometraje animado que intenta apropiarse comercialmente de la cuasi omnipresencia de los teléfonos celulares, llamados inteligentes, en el mundo de hoy. Como todo el que tiene un aparato de esa clase sabe, una gran parte del lenguaje que se usa para comunicarse a través de dichos elementos son los llamados emoticones (emojis en el resto del mundo) y que representan en sí mismos un ideograma, tan sencillo como abstracto a la vez. El emoticón es casi una forma de comunicación independiente en sí misma, y son los jóvenes y adolescentes los que con mayor perfección lo manejan. Emoji transcurre en Textópolis, lugar en donde residen todos los emoticones que existen y que esperan ser usados cuando el usuario los requiera.

Todo se desarrolla con normalidad, en la ciudad de los emojis, hasta que Gene, un emoticón que debe representar indiferencia, no puede llevar a cabo su trabajo adecuadamente, porque sencillamente no es capaz de hacer una sola cara y se le escapan todas las expresiones.

La supervisora de Textópolis decide entonces borrarle para evitar que el usuario reinicie el teléfono. Lo que sigue son las aventuras de Gene junto a High Five y una hacker, por todas las aplicaciones y programas del teléfono celular, elementos con los que todos hoy en día estamos familiarizados. (Facebook, Youtube, Spotify, Whatsapp, Candy Crush, etc) por lo que si usted no está en la onda de las nuevas tecnologías portátiles, no entenderá los chistes en su verdadera dimensión. No obstante, eso no será óbice para no disfrutar de la película y sus ocurrentes situaciones, y por sobre todo, del mensaje que es esencial en un largometraje animado.

Sony Pictures Animation, la productora del film, viene apostando duro en el mercado de las películas de animación generada por computador, buscando hacerse un hueco entre los gigantes que empezaron a colonizar el mercado, por allá en el final de la década de los años 80.

Largometrajes estrenados como Lluvia de Hamburguesas (2009) y su secuela del 2013, Los Pitufos en sus tres presentaciones (2011, 2013 y 2017) y las dos producciones de Hotel Transylvania, demuestran que sus esfuerzos no han sido en vano. Así mismo, en los próximos años, la expectativa es a seguir explotando los filmes ya exitosos (Hotel Transylvania 3, Lluvia de Hamburguesas 3, etc), en la intención de crear franquicias, lo que por otra parte, ya es una moda que se ha generalizado en todo Hollywood. Y tal y como se muestran los ingresos de esta producción, no es arriesgado afirmar que esta puede ser otra franquicia más.

Más publicaciones sobre CINE


  • Andres Vargas

    Historiador profesional, educador, obsesionado por el cine y la literatura. No hay nada más hermoso que un film con trasfondo histórico y que esté basado en una obra literaria.

    andres-vargas has 22 posts and counting.See all posts by andres-vargas

    Deja un comentario