Así están los avances sobre el control del VIH-SIDA

En pasadas semanas, la revista británica The Lancet publicó un estudio en donde se resalta que se han presentado avances que permitirían a las personas que conviven con el virus del VIH-SIDA dejar de tomar un antirretroviral diario.

Los trabajos relacionados sobre el control del VIH-SIDA, son cada vez más constantes y se están llegando a aproximaciones positivas para lo que podría ser un mejor estilo de vida de quienes conviven con este virus. Tal es el caso de esta investigación que tuvo como metodología el inyectar dos moléculas de antirretrovirales (medicamentos que ayudan a controlar el virus) cada cuatro u ocho semanas durante casi dos años a 230 pacientes con VIH (teniendo en cuenta que las personas voluntarias cuentan con una carga viral indetectable).

¿Conoces la enfermedad? En InfoSida encontrarás mayor información

En las conclusiones publicadas en la revista, se documentó que durante este periodo de tiempo, un total del 87% de los pacientes que recibieron los medicamentos, después de transcurrido las cuatro semanas, seguían con sus respectivas cargas virales indetectables, a esta misma dirección se llegó con el 94% del grupo que recibió los fármacos cada ocho semanas.

Moléculas inyectadas

Para este experimento, se inyectaro las siguientes moléculas:

La primera recibe por nombre cabotegravir, que está desarrollada por el laboratorio ViiV Healthcare, una filial de GSK, Pfizer y Shionogi especializada en el VIH, donde trabaja unos de los autores del estudio, David Margolis. La segunda molécula de ellas llamada rilpivirina está siendo desarrollada por el laboratorio Janssen, del grupo Johnson and Johnson.

Gracias a estos descubrimientos, los dos laboratorios antes mencionados iniciaron una alianza para crear con estos dos componentes el primer tratamiento de vía intravenosa con acción de larga duración contra el VIH.

Lo manifestado por Paul Stoffels, quien es director científico de Johnson and Johnson, resalta que el tratamiento “podría ofrecer una alternativa eficaz y aceptable para las personas que alcanzaron una carga viral indetectable pero que tienen dificultades para seguir un tratamiento oral diario para controlar el VIH”.

De otro lado, Mark Boyd, de la universidad de Adelaida en Australia, manifiesta que “Habrá que elegir entre el confort de no tener que seguir un tratamiento oral y los inconvenientes asociados a un tratamiento antirretroviral de acción prolongada por inyección”.

Según lo manifestado después del tratamiento, la mayoría de los pacientes del estudio sufrieron dolores en la zona afectada y algunos tuvieron diarrea o migrañas.

Más noticias de Salud


  • Christopher Estrada

    Mis gafas son mi sexappeal. Comunicador social, periodista y community manager. Musical en un 95 %.

    christopher-estrada has 11 posts and counting.See all posts by christopher-estrada

    Deja un comentario