La TV Colombiana, ¿por fin salió del closet?

Soy uno de los (pocos) que cada noche a las 8 está pegado a la televisión viendo la nueva versión de Francisco, el matemático. A pesar de que perdí hace rato la fe por los dramatizados colombianos y que el Canal RCN no es ‘santo de mi devoción’, desde que vi la publicidad, me emocionó la idea de volver a los 90’s viendo esta serie, que si resultaba atrayente como la versión anterior, se ganaría mi fidelidad.

Pero secretamente y quizás sin saberlo, lo que más me llamaba la atención era que uno de sus personajes adolescentes principales es homosexual y que su historia y el tema de la orientación sexual iban a ser un eje principal dentro de la trama de la serie (¿novela?). Algo que en la versión noventera nunca pasó; nunca se trató el tema de la homosexualidad, ni siquiera por los laditos. ¿Será que en los noventa no habían gais en Colombia?
Si, el tema de la homosexualidad no es nuevo en la televisión nacional. Gracias a Dios (perdón a los religiosos), con los años los realizadores, directores y guionistas han dejado el miedo y cada vez son más los personajes homosexuales con notoriedad dentro de las telenovelas y series. Y hasta el tema se ha comenzado a tratar de forma más abierta y adecuada, por decirlo de algún modo.
Pasamos del típico gay amanerado de ‘Betty, la fea’, a tener personajes tan complejos como ‘Cicatriz’, interpretado por Endry Cardeño en la serie Fugitivos del Canal Caracol, personaje por el que la actriz ganó un premio TvyNovelas a mejor Villana. Pero a riesgo de sonar muy demandante, todavía falta más.

Una mujer trans, la mejor villana de las telenovelas colombianas en 2016. ¡Un avance!

Y es que los homosexuales son reales; existen, están ahí, en las calles, en las grandes empresas y multinacionales, en los juzgados, en las universidades, en la política, incluso en la religión, pero en la televisión los siguen poniendo en los mismo sitios; salones de belleza. Y no está mal, pero gracias a esto, el espectro queda limitado.

¿Cuándo sera el día que veamos una telenovela protagonizada por dos mujeres o por dos hombres? ¿O por un hombre gay y una mujer trans? ¿Estará muy lejos ese día en el que la heroína de la historia luche contra todos los villanos por el amor de otra mujer?

Juan Felipe Arcila interpreta a Daniel, el personaje homosexual de Francisco, el matemático.

De este tema, sin lugar a dudas, ya se ha escrito mucho. La comunidad lgbti ha ganado reconocimiento de algunos de sus derechos y la sociedad colombiana parece estar hoy más abierta a la diversidad (en comparación con los años 90’s), al menos superficialmente; De no ser así, no se explica como un programa como La Red, tiene tanto rating.
Un gran avance hacia la diversidad sexual en la televisión nacional, es que en una serie de temática juvenil como Francisco, el matemático, se esté tratando sin mayor censura, el tema de la homosexualidad. Pero insisto, aún falta.

Falta que la diversidad sexual deje de ser un tema aislado y se incorpore de verdad en el ‘itinerario social’; hasta ahora solo las minorías saben lo que es ser ‘diverso’ ¿y el resto?
Falta que se deje de armar una fiesta y aplaudir cada vez que alguien ‘sale del closet’, para que así comience a ser de verdad algo ‘normal’.

Falta interés colectivo, bien lo decía Hervey Milk, “Hasta que no conozcas e interactúes con uno [un homosexual] no sabrás como se siente ser rechazado”.


  • Dam Mina

    Comunicador social. Periodista. Realizador audiovisual. Escritor aficionado. Fanático #1 de Shakira y tío enamorado. ¡Por qué hacer las cosas mal si las puedes hacer bien!

    dam-mina has 30 posts and counting.See all posts by dam-mina

    Deja un comentario